EL MINISTERIO DE TRABAJO INFORMÓ SOBRE PROGRAMAS PARA LA FORMACIÓN PROFESIONAL DE TRABAJADORES

Este miércoles funcionarios del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Nación interiorizaron a la Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Producción de Viedma sobre los alcances de los distintos planes orientados a la formación profesional de los trabajadores, con la participación en los mismos de empresas y entidades. En particular, se hizo referencia al plan 111Mil, para programadores, y de Crédito Fiscal.

A tal fin visitaron la sede de la institución empresaria Vanina Molinari, directora nacional de Orientación y Formación Profesional; Irina Asrilevich, coordinadora del Programa Crédito para la Formación Profesional, e Ignacio Somorrostro, gerente de empleo y Capacitación Laboral del citado Ministerio, delegación Viedma.

En la oportunidad destacaron que los programas implementados desde dicha cartera están dirigidos a mejorar la formación profesional de los empleados, así como de los desocupados, generando asimismo nuevas fuentes de trabajo, y en cuanto a las empresas a aumentar su productividad y competitividad.

Desde la Cámara de Comercio se manifestó interés por estos planes, señalándose que la institución viene trabajando desde hace tiempo en ese sentido, con charlas y cursos de capacitación, con amplia participación de emprendedores. En representación de la entidad empresaria participaron Juan Agustín Moggio, presidente de la Cámara; Marco Magnanelli, secretario, y David Ugarte, miembro de la entidad.

PLAN 11MIL
Durante el encuentro los visitantes manifestaron que se procura despertar el interés de empresas y entidades privadas para que actúen como intermediarias en los planes antes mencionados, a las que se brindará acompañamiento y las que, además, tendrán una serie de beneficios por su intervención.

Con respecto al Plan para Programadores, denominado 111Mil, se indicó que busca formar profesionales y emprendedores, a fin de cubrir la demanda laboral de las industrias basadas en el conocimiento, al que se consideró uno de los sectores que más crece y exporta en el país. Los participantes asisten a un curso que otorga título con validez nacional, siendo avalado por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Producción de la Nación.

CRÉDITO FISCAL
Por otra parte, se hizo referencia al Programa Crédito para la Formación Profesional, denominado de Crédito Fiscal, cuya finalidad es financiar actividades de capacitación laboral para trabajadores ocupados y de aquellos desocupados que podrían incorporarse a micros, pequeñas, medianas y grandes empresas, y a cooperativas de trabajo, promoviendo también el fortalecimiento de instituciones dedicadas a formar a dichos trabajadores, así como la certificación de calidad de procesos y productos y la mejora de las condiciones de higiene y seguridad de los ambientes de trabajo.

Esas empresas participantes reciben un Certificado para la Formación Profesional (Crédito Fiscal), que les permite cancelar obligaciones fiscales, tales como el Impuesto a las Ganancias y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), entre otras, además de reconocérseles gastos en los que incurran por el dictado de aquellas capacitaciones.