“LO MÁS IMPORTANTE COMO LÍDER ES RESCATAR LO MEJOR DE CADA MIEMBRO”

“Señores socios, estimados amigos,

En el mes de noviembre del año 2013, luego de seis años de participación desempeñando distintos cargos, asumí la presidencia de la Cámara de Comercio.

Entre algunas inseguridades respecto a mi capacidad y un difícil momento personal que estaba atravesando, me tocaba enfrentar varios desafíos para concretar una buena gestión.

Ampliar la participación de los comercios en las actividades de la institución, incrementar el padrón, ofrecer beneficios concretos a los comercios, establecer relación con otras instituciones locales, regionales y nacionales, trabajar en conjunto con la municipalidad y la provincia proyectando y desarrollando acciones en los sectores que involucran a la institución, continuar con el trabajo de reordenamiento administrativo que se había iniciado durante la presidencia del Ing. Gazia, entre otras cosas.

Consciente de que nadie puede lograr objetivos comunes trabajando solo, busqué contar con un grupo de personas que compartan ésta vocación de servicio y la idea de que trabajando juntos es como se logran los grandes objetivos.

Fue así que consideré primordial continuar con la estructura de integración generacional que se había conformado en la comisión anterior con personas de experiencia que llevaban años participando y jóvenes con entusiasmo que se habían sumado en los últimos años desde subcomisión de J.E.Co.Vi.

En ese marco fue primordial que continuara en su cargo el tesorero Mario Rickert, quien además de su valioso aporte en la gestión gremial, había llevado a cabo un excelente trabajo en la tesorería. Al asumir su cargo en noviembre del año 2011, debido al fallecimiento del tesorero anterior y otras vicisitudes circunstanciales, la Cámara estaba con importantes deudas, con un nivel de gasto superior a los ingresos y un desorden administrativo importante. Hoy, pasados 6 años, la tesorería está absolutamente ordenada, con controles cruzados que aseguran transparencia y se eliminaron gastos innecesarios.

Desde el aspecto de la interacción con otras instituciones es válido decir que se mantiene una estrecha relación con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y con el resto de las cámaras de la provincia donde se pudo normalizar una Federación que llevaba años de inactividad y malos manejos. Se mantiene una buena relación con los gobiernos provincial y municipal siendo valorada la participación y opinión de nuestra entidad en distintos aspectos, se ha trabajado activamente en la obra de embellecimiento de la calle Buenos Aires, con la Secretaría de Trabajo, con instituciones educativas de distintos niveles, en el directorio Corredor Bioceánico Norpatagónico, en la Agencia de desarrollo Microregional, por citar algunos ejemplos.

Se han incorporado varias personas al trabajo diario, pero otras al ver llegar nuevas voluntades se alejaron dejando un nuevo vacío en la comisión directiva.

Se dinamizó y revitalizó la subcomisión joven desde el importantísimo trabajo que proyectó y llevó adelante Marco Magnanelli generando una red de jóvenes emprendedores en toda la provincia y vinculando a J.E.Co.Vi. en ella.

Se firmaron convenios, se consiguieron descuentos, se continuó con el plan de capacitación continua, todo esto tendiente a brindar beneficios directos al socio y pese a lo difícil que es lograr nuevas adhesiones se sumaron muchos socios, pero en contraposición lamentablemente se perdieron muchos otros, por distintas circunstancias, pero sobretodo porque tuvieron que cerrar sus puertas.

Todo lo aquí expuesto no es casual, ni mérito de una persona, sino el producto de años de trabajo institucional. En conclusión, todo es una suma de voluntades y esfuerzos en los que cada comisión con sus particularidades, aporta algo a la construcción de una historia que continúa hoy con una nueva renovación de autoridades y como si se tratara de un edificio que nunca tendrá un techo, en éste día se comienza a construir un nuevo piso.

Al presidente que asume me permito sugerirle que, aunque lo traten con deferencia no se deje llevar por esa lisonja y nunca olvide que forma parte de un equipo donde lo más importante como líder es poder rescatar lo mejor de cada uno de los miembros del mismo, valorando y potenciando sus virtudes y minimizando sus defectos.

A la comisión directiva, que es muy difícil y exigente la tarea de dirigir una institución como ésta, por eso es importantísimo que cada uno se comprometa con alguna de las tareas a realizar, que por mínima que sea ayuda al resto y contribuye al éxito general.

Hoy, pasados cuatro años, no puedo dimensionar con objetividad si la gestión ha sido exitosa o no, pero puedo asegurar que mi entrega y compromiso han sido absolutos, intentando en cada reunión, en cada nota periodística y en cada gestión realizada dejar una buena imagen institucional, teniendo siempre claro el principal objetivo de ésta organización “…promover el desarrollo económico y social de Viedma y como consecuencia el de sus sectores activos…” como lo enuncia el estatuto en el primer párrafo.

Indudablemente aún quedan muchas cosas pendientes respecto a la continuidad en el compromiso de trabajo, la representatividad y la cantidad de socios, ahí está, según mi parecer, el gran desafío para los tiempos por venir.

Fueron muchas las personas que contribuyeron con su trabajo a que la cámara de comercio esté ocupando hoy un lugar de referencia en el entramado social de la comarca y es a ellos a quienes les debo el agradecimiento, porque si algo positivo se logró concretar fue gracias al trabajo conjunto y el apoyo de todos los que alguna vez pasaron aportando su esfuerzo y trabajo desinteresado.

Mientras exista gente que entienda que la abnegación y la vocación de servicio son las virtudes que deben primar cuando se quiere conseguir el bien común, el futuro de la Cámara de Comercio, Turismo, Industria y Producción estará asegurado”. (Viedma, 28 de noviembre de 2017)